Mujeres del Siglo 21

¿De qué te quejas?

Mujeres felicesNo suelo escribir este tipo de post, pero en las dos últimas semanas han pasado cosas a personas cercanas a mí que me han puesto a pensar un poco en las quejas diarias, los dramas innecesarios y demás tonterías que ocupan nuestra mente sin darnos cuenta de lo realmente importante. Nos quedamos viendo el nido del pajarito que no tiene comida, en lugar de ver el bosque completo para conseguir la solución al pajarito.

Dos personas no directas a mi entorno, pero sí cercanas a muy buenos amigos míos, han recibido noticias terribles sobre tumores. Una de esas personas ya no está. La otra lucha contra los males de una enfermedad que nadie puede prever. Ahí están los de su entorno, están para ellos, para sus amigos, para su familia. Ahí están redimensionando la vida.

No se trata de ponerme intensa alrededor de la vida, tampoco quiero decirles que tienen que disfrutar más el aire que respiran o vivir con calma; sería hipócrita de mi parte porque sabemos que soy una adicta al trabajo y que pone eso por encima de casi cualquier cosa. Pero la semana pasada, en medio de un noséqué hormonal que me dio, cuando leí esta noticia de estas personas pensaba ¿Vale la pena molestarme de esta manera? ¿Vale la pena sacrificar momentos de risas por peleas que finalmente terminarán por resolverse? Me parece que no.

Nos cuenta tomar dimensión de las cosas. Muchas veces cuando recién comenzamos a bosque, nos impresionamos por cada árbol y olvidamos que hay cosas más grandes y que cuando miras un poco más allá, consigues respuestas que de otra manera no hubiese sido posible conseguirlas.

Mi abuelo siempre me decía: vive tu vida de manera que cuando estés vieja, te puedas sentar en una mecedora en el patio de tu casa y reírte sola de lo que has hecho. Es decir: Goza.

Como mujeres del siglo 21, solemos preocuparnos o indignarnos por demasiadas tonterías. Peleamos por cualquier motivo con nuestra pareja, nos molestamos por una mala mirada en el trabajo, pero ahora creo que otro de los secretos de llevar bien el siglo, es saber cuándo nos podemos molestar y cuándo podemos reaccionar ante algo que realmente molesta.

Del resto, mi consejo es que a la hora de molestarnos, seamos un poco más inteligentes y pensemos ¿Vale la pena perder este tiempo valioso de mi vida por esta tontería? Obvio, esto no quiere decir que nunca nos molestemos, nos vamos a molestar; pero toca ser más inteligentes.

Se vale gozar y valorar más los momentos contigo misma.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Laura Solórzano

Caraqueña peleada recientemente con su ciudad, buscando motivos que la hagan sonreír en medio del caos. Fascinada por el poder del Social Media y socia de locos que le hacen creer que el mundo puede ser un mejor lugar. Cree en Woody Allen, en la literatura y en la comida. Daría su vida por un buen café y una conversación con Sabina y Fito. Mujer dispuesta a demostrar que la histeria es divertida. Twitter: @LauSolorzano.

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |