Mujeres del Siglo 21

De las mujeres con poder y los hombres que las desean

La mente humana, pero particularmente la femenina, tiende a construir una historia alrededor de todo. Nos topamos con un hecho, y con un mínimo de información relatamos una épica griega -con nosotras o nuestras mejores amigas como las víctimas, por supuesto- que explica toda la desgracia que acontece en nuestro día a día; sí, amamos el drama. Este es el caso de las “mujeres con poder que repelen a los hombres” (y aquí viene el camión de tierra para mi).

Cualquiera que me conoce sabe que soy una persona ambiciosa, mandona y sobre-confiada en mí misma -si es que ese término existe. No particularmente el prototipo de novia abnegada. Además soy medio workoholic, lo que quiere decir que vivo metida en algo, y para rematar -por aquello de mandona- soy “la jefa” en muchos de esos contextos.

La cuestión es que tenía toda esta fábula construida y alimentada por comentarios de amigos míos,  sobre el hecho de que a la mayoría de los hombres no les gustan las mujeres “con poder”. Ok, ahí estaba mi vida al comenzar el verano.

Por esos días se alinearon las estrellas y me hicieron comprar un pote de Herbalife -sí, lo siento, yo también me defraudé de mí misma-, y conforme fueron pasando las semanas también se fueron yendo unos cuantos kilos. Muy bien, esa era la idea, no me podía estar desbancando de gratis.

Pues bastaron y sobraron cinco kilitos, chica, para que los mismos manganzones con los que tengo años trabajando decidieran que “ahora sí les parecía sexy una mujer con poder, exitosa y emprendedora, que tuviese ambiciones en la vida”… ¿Pueden creerlo? ¡Qué cuernos, mujer exitosa o sumisa! A ellos lo que les interesa es lo que tienen a la vista. Se derrumbaron mis fábulas y mis excusas, lo que estaba era pasada de kilos y ninguno me lo decía. Y ahí, en esa situación me cayeron todas las lochas posibles: “por supuesto que se calan a esas locas, depresivas o cuaimas, lo primordial es apelar al look“, así que me dije, “Amanda, por más ingenuo que suene esto no te lo puedes quedar para ti misma, no sabes cuántas mujeres exitosas hay allá afuera creyéndose la misma fábula que tú, tienes que escribirlo”.

Así que amigas, mis mujeres del siglo 21, sé que puede ser tajante pero si se identificaron con la primera parte del post es momento de pararse cínicamente -como bien lo sabemos hacer- frente el espejo y decir “Mimisma, ¿Qué tenemos que cambiar aquí?”.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Amanda Quintero

Economista y escritora. Enamorada de lo público y de pensar en cómo hacer del mundo un lugar mejor. Runner. Twitter: @AmandaIsabel87

2 Comentarios
Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |