Mujeres del Siglo 21

Piropos

Las mujeres estamos acostumbradas a ser piropeadas. Es lo normal. Desde adolescentes nos hacemos convencemos de que caminar por una acera citadina viene necesariamente acompañado de que al menos un tipo, aunque sea un borracho de esquina, te haga algún comentario subido de tono. De lo contrario, lo normal sería conseguirte con algún ojo alegre que te eche una buena buceada[1], pero definitivamente pasar desapercibida no suele ser una opción.

Incluso, nos acostumbramos a tener piropos fijos en nuestra ruta diaria, como cuando pasas por la construcción cerca de tu casa o cerca del kiosquito de empanadas donde desayunan los mototaxistas; no hay ni que explicar la situación para que cualquier lectora se lo imagine. Y aunque nos hagamos las duras, finjamos demencia o lleguemos a revirar los ojos, la verdad es que si un día pasamos por el acostumbrado lugar del piropo y no lo recibimos, una parte de nuestro corazoncito se ofende… «Pero bueno, ¿no me vio?… ¿será que me devuelvo? ¡Yo quiero mi piropo!», puede llegar a gritar nuestro ego femenino.

Lo que no estamos acostumbradas es a piropear. Sencillamente no se nos da.

¿Alguna vez lo han intentado? Por supuesto que decimos comentarios que dejen entrever nuestra atracción, pero pocas veces hacemos un cumplido elaborado que califique de piropo.

Normalmente lo que hacemos es observar con detenimiento lo que nos gusta, y por alguna razón disimulamos lo mejor que podemos, ignorando por completo que las miradas, y particularmente las miradas con atracción, se sienten.

Ahí va una creyendo que lleva cara de póker, tratando de fingir que esa espalda no se ve tan provocativa, que esa mandíbula no se ve increíblemente masculina, que esa barba no se ve tan sexy, y trata de no transmitir ninguna expresión, mira a un punto fijo al frente y espera a que el susodicho se acerque, y con delicadeza voltea de reojo –lo que un amigo bautizó como «la mirada de soslayo»– para apreciar lo que tanto prometía desde lejos; quien quita que se nos suba una ceja o se nos escurra un apretón de labios. Pocas veces somos conscientes de que ellos sí se dan cuenta, que estudian nuestros hábitos y aprenden a detectar los gestos que nos delatan y ¡hasta lo comentan por ahí!

Es tan poco frecuente que las mujeres veamos a los hombres sin disimulo que en estos días me pillaron volteando y me sonrojé. Patético.

Pero, aunque normalmente me cuestiono por qué las mujeres hacemos esto o aquello por pura convención, creo que aquí hay algo que va más allá de la cultura, que tiene que ver con nuestra estructura o esencia. Por ejemplo, no me identifico con la corriente feminista que ha desarrollado toda una discusión sobre el machismo patriarcal de la costumbre de piropear. Primero porque me he convencido de que el ego masculino es una cosa sensible que necesita sus espacios para mantenerse en una pieza, pero también porque tienen que existir cosas que nos diferencien para conservar la esencia de nuestros respectivos géneros –sí, porque creo que el término «igualdad de género» es un oxímoron, los géneros son por naturaleza separables.

La verdad no tengo ninguna teoría –por ahora– de por qué las mujeres no piropeamos y buceamos con tanto disimulo, pero no me molesta dejar esta costumbre en la misma caja que «acomodarse el paquete».

 


[1] Acto de mirar de arriba abajo a una persona apreciando su atractivo sexual

Comentarios

Comentarios

Escrito por Amanda Quintero

Economista y escritora. Enamorada de lo público y de pensar en cómo hacer del mundo un lugar mejor. Runner. Twitter: @AmandaIsabel87

Un Comentario
Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |