Mujeres del Siglo 21

depilacion electrica1332782309

Depilación IPL

depilacionIPL5E incluso en medio de la turbulencia política, las mujeres no dejamos de ser coquetas. Es cierto que podemos lidiar con unas ojeras por el horario extendido en Twitter, que se nos puede olvidar por un par de días que hay que retocarse las cejas, e incluso –como me pasó esta semana– que se te haya pasado el fin de semana sin hacerte las manos y los pies, y tengas que llevar zapatos cerrados hasta nuevo aviso; pero seguimos siendo mujeres.

Hace poco comencé un tratamiento de fotodepilación con Luz Pulsada Intensa (IPL, por sus siglas en inglés) así que les cuento la experiencia para que lo incluyan entre sus opciones.

 

 

Desde el momento que nos enteramos que depilarse las piernas es cosa de mujeres grandes queremos que llegue ese día. Pasamos la pre-adolescencia soñando la ocasión, creyendo que el día en el que mamá nos dé permiso de hacerlo nos habremos consagrado como «mujeres». Poco sabíamos en ese entonces.

La cosa es que después de la primera alegría comienza el calvario: los cañones. Con los cachetitos aún pellizcables miramos con desconcierto aquellos horrorosos invasores, y comenzamos a descubrir las distintas ventajas y desventajas de los métodos de depilación. Por ejemplo:

  • La afeitadora
    • Pros: es la más rápida y no duele
    • Contras: hace que te salgan cañones más rápido y cada vez más gruesos, y en muchas ocasiones causan irritación en la piel
  • La depilación con cera o caramelo:
    • Pros: dura más que la afeitada y por lo general no causa irritación
    • Contras: duele, duele, duele, y a veces te puede dejar pequeños morados o vasos rotos por varios días si tienes la piel sensible. Además, tienes que dejarte crecer los cañones para volverte a depilar.
  • La depilación con crema:
    • Pros: es rápida y no duele
    • Contras: apesta (huele mal), te salen cañones rápidamente y por ello puede convertirse en una opción costosa si hay que hacerlo cada dos o tres días
  • La depilación con máquina:
    • Pros: también tiene un efecto más duradero, y menores probabilidades que la depilación con cera/caramelo de sacar morados o vasos rotos
    • Contras: du-e-le. Por lo general el arranque es más lento que la depilación con cera/caramelo, así que se prolonga la agonía, e igualmente debes dejarte crecer los cañones para repetirlo

Cada quién va decidiendo qué pros prefiere y cuánto tiempo de cañones e irritación tolera. También depende de tu rutina y tu situación amorosa: si usas faldas o vestidos con frecuencia, o si estás empezando a salir con un chico, lo más probable es que no optes por las opciones que requieren cosechar la pelambre por dos semanas, sino que te afeites; pero si estás soltera y vas de pantalones, juegue, con seguridad te irás por las depilaciones duraderas, lo mismo que si tienes el mismo novio desde hace años (sorry, chicos).

Pero como Dios es mujer, se inventaron las depilaciones permanentes. Existen dos tipos: la depilación con láser y con IPL (para ver un video explicativo sobre la diferencia haga click aquí). Yo opté por IPL porque varias amigas me dijeron que la depilación con láser era muy dolorosa, y yo que tengo un umbral del dolor bajo preferí irme con la IPL.

Cómo es el procedimiento:

  • Debes afeitarte uno o dos días antes de la sesión (lo ideal es que los cañones midan entre 1 y 2 mm)
  • Cuando vas a la cita, para aplicarte la luz pulsante te colocan un gel conductor, como el que te aplican cuando te harán un eco
  • Debes taparte los ojos para protegerlos de la luz intensa que te van a aplicar
  • El proceso consiste en encender el bombillo de IPL (una plaquita rectangular de unos pocos centímetros cuadrados) en cada pedacito de la zona a tratar
  • Retirar el gel
  • Aplicar crema hidratante
  • Luego, en tu casa, te afeitas

El proceso debe repetirse varias sesiones (mensuales), lo estándar es que sean unas diez, pero dependerá de tu piel y la cantidad de vello que tengas.

No les voy a mentir, a mí sí me duele, y no tanto dependiendo de la sensibilidad de la zona sino de dónde es más poblado, por ejemplo, axilas, bikini y tobillos me hacen dar pequeños brincos en la camilla. Pero los resultados comienzan a verse muy temprano, ¡a partir de la primera sesión comienzas a notar los huecos!

Todavía no llego a la etapa donde la cosa es definitiva, pero de serlo habrá valido la pena. La tranquilidad mental de no tener que estar pensando «¿tengo cañones?» cada vez que vas a usar shorts, faldas, camisas sin mangas o ir a la playa, o… o bueno, cualquier otro asunto que requiera que no tengas cañones a la vista lo vale todo.

 

Comentarios

Comentarios

Escrito por Amanda Quintero

Economista y escritora. Enamorada de lo público y de pensar en cómo hacer del mundo un lugar mejor. Runner. Twitter: @AmandaIsabel87

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |