Mujeres del Siglo 21

Broadway

Impelables de Obras de Teatro Musical

A CHorus LineAlgo muy bonito está sucediendo en el mundo teatral. Están volviendo los musicales. De un tiempo para acá, las obras de teatro musical se han vuelto parte del repertorio escénico nacional, y eso a nosotras nos encanta.
El teatro musical es, por implicar actuación, canto y baile, una de las disciplinas artísticas más integrales. Y, asumámoslo con dignidad, desde que Anne Hathaway se rapó el cabello en cámara, todas creemos que mientras cantemos desconsoladamente y nos pasemos la cero, tenemos el chance de ganarnos un Oscar.
Así que para eso están las impelables de turno. Hoy les presentamos los musicales que, a nuestro juicio, toda mujer del siglo 21 debe conocer y cantar a todo gañote en la medida de lo posible, sobre todo porque implican tremendos personajes femeninos, dignos modelos a seguir.
1. Les Miserables: Hay que aprovechar que finalmente llegó al cine para poder ir a disfrutar a ese montón de gente talentosa retumbando en nuestros oídos. Evidentemente, esta historia no nace en el mundo del celuloide, ni siquiera en el mundo escénico. Gracias, Víctor Hugo, por crear tal obra maestra, y gracias a todos los creadores de esta pieza maestra en las tablas. Eso es una cosa que no se entiende de tan maravillosa que es, y si tienen el chance de verla algún día en vivo, disfrutarán de una experiencia de otro mundo. No por nada tiene tanto tiempo (más de 20 años) en temporada, llenando cada día hasta la última butaca. Dicho sea de paso, las canciones desgarradoras “I Dream a Dream”, “On my Own” y “One Day More”, entre otras, hacen que queramos bajar el vidrio del carro en plena hora pico y botar nuestras gargantas mientras cantamos con pasión cada uno de sus versos. Insuperable y obligatoria.

2. Chicago: No hay demasiado qué decir cuando la referencia mundial es Catherine Z Jones. Esa mujer estuvo fabulosa en esa película (que no es más que una adaptación de la pieza teatral), y se convirtió en nuestra ídolo desde el primer acorde de “All that Jazz”. Geek de musicales que se respete se sabe de pies a cabeza el “Cell Block Tango” y tiene clarísima cuál es la puta que quiere ser en ese número musical. La crítica general dice que, por alguna extraña razón, la versión de cine es mejor que la teatral. Depende del gusto. Lo imperante de todo esto es conocer, realmente, quién preferimos ser: Roxy Heart o Velma Kelly.

3. Wicked: No hay nada qué hacer con respecto a esta obra maestra. Para quienes no saben mucho de musicales, esta pieza cuenta la historia de las brujas del Mundo de Oz antes de que Dorothy llegara a este país. Es decir, cuenta cómo era la guarandinga en Oz antes de que se hiciera la historia de la famosa niña de las zapatillas de rubí. Gloriosa, hermosa, preciosa. El mensaje de tolerancia (envuelto en la excusa de una mujer de piel verde) es absurdamente bello, y la canción emblemática de esta historia, “Defying Gravity”, hace que hasta a Droopy se le agüe el guarapo.

4. Cabaret: Liza Minelli es la diosa de los musicales. Y punto. Esta pieza toma como excusa la divina decadencia, para contar la historia de la ocupación nazi en Alemania, e igualmente, expone el patetismo de un conjunto de personajes que, al fondo a la derecha, lo que hacen es, precisamente, vivir la vida como un Cabaret. Gloriosa la Liza cantando cada uno de los números que le corresponden, en especial “Maybe This Time”. Gloriosas las analogías, y glorioso y afortunado el actor a quien le toque interpretar al MC (Maestro de Ceremonias del Cabaret). Éste es, sin duda, un punto de obsesión común entre los fanáticos de esta disciplina.

5. RENT: Si usted, querida lectora, se orienta por los ideales de la bohemia, debe ver este musical, si es que todavía no lo conoce. Cuenta la historia de un variopinto grupo de artistas, sus vidas y vicisitudes. Los personajes femeninos tienen una moral tan cuestionable, que se convierten en un deleite audiovisual (la voz y el acting, pues), y, por sobre todas las cosas, coloca el amor como bandera. Una maravilla. Canciones clave: Seasons of Love, No Day but Today y Take me or Leave me (ésta merece ser cantada a todo gañote en una noche de vino y despechos).

Esto es sólo un abrebocas (de hecho, son musicales bastante populares), y sólo hemos mencionado estos cinco porque, en verdad, son demasiados y varían muchísimo las temáticas. Todo depende del gusto. Los musicales, ciertamente, no son para todo el mundo. Pero sus canciones son tan divertidas, y la vida sería tan bonita si pudiésemos cantar cada vez que se nos antojase, que no podíamos dejar de darles cinco buenas opciones para que entren en ese mundo. Aprovechen, canten y sean dramáticas, eso es rico de vez en cuando.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Mujeres del Siglo 21

Mujeres. @mujeresdels21 Si quieres colaborar, envíanos tu post a mujeresdelsigloveintiuno@gmail.com

Un Comentario
Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |