Mujeres del Siglo 21

Chaqueta de Piel: Mix & Match

Hace algunos meses, de hecho la última vez que fui a Venezuela, perdí mi adorada chaqueta (chamarra en México) de piel negra, con la que ya tenía tres años. La adoraba porque finalmente después de buscar y buscar, había encontrado la que era perfecta para mi: talle largo, en cierto modo entallada pero no demasiado (como para poder ponerme un suéter ligero debajo de ella), cuello tipo Mao, con bolsillos, en fin, de las mejores inversiones de mi vida. Y más aún porque la había encontrado a un excelente precio (algo así como 50 dólares) y sabía que la compraba directo del fabricante.
Cuando la perdí, me puse muy triste porque sabía que iba a ser imposible conseguir una igual, y además de eso, en México, sufro mucho con las tallas (soy al menos 12 cm más alta que el promedio de las chicas de estas tierras) y por lo tanto me cuesta mucho que me quede bien de largo algo hecho aquí. Cuál fue mi sorpresa cuando mi queridísima madre se dio cuenta que lo que en realidad había sucedido es que durante unos cuatro meses, mi querida chaqueta estuvo en mi clóset en Venezuela agarrando polvo, y yo buscando una nueva por doquier.

Ahora que estoy de vacaciones con mi familia y de reencuentro con mi querida chaqueta, le hago honor en este post porque sin duda alguna es una prenda que me encanta y que creo que nos puede servir en innumerables ocasiones.

Ante todo, como les decía, mi chaqueta es perfecta para mí, pero dicha “perfección” depende de muchos factores: gusto, tipo de cuerpo Kevy presupuestos. Hay unas de  ustedes a quienes tal vez no les guste, a mi siempre me han gustado y desde chiquita quería una, por eso estuve en caza de ella por un buen rato. El tipo de cuerpo es obviamente fundamental, porque ciertos cortes quedan a unas y a otras no, la de la imagen es muy similar (en forma, no en precio) a la mía. Puede ser que les gusten con cuello, cruzadas, con más cierres a la vista, pero en mi caso me gusta lo más sobria posible, por una parte por simple gusto y segundo porque siento que no necesita más detalles y así me permite hacerla lo más versátil posible.
Les dejo varias opciones de look, los dos de la derecha son probablemente los más comunes y tal vez muchas han usado, pero el de la izquierda tal vez les parezca un poco extraño, pero a mi me ha funcionado. Con ciertos tipos de vestidos que pueden ser semi-formales (como uno tipo tubo o un strapless, o uno en forma tipo A), pueden dar un buen upgrade en ciertas ocasiones, por ejemplo una fiesta semi-formal o más casual. El caso del pantalón de piel me encanta pero honestamente no lo he usado porque no he conseguido uno que me atreva a comprar, sobre todo por mis curvas, pero eventualmente aparecerá, pero creo que eso se lo dejo a las más delgadas, y aún me falta una o dos tallas menos para poder lucirlo mejor.
En términos de presupuesto, creo que hay para todos los niveles y estilos de vida. Si son así super defensoras de los animales, respeto totalmente que quieran comprar una de piel sintética, y muchas veces son más baratas. Cuando anduve en caza de la famosa chaqueta, varias veces me asomé a Massimo Dutti y vi unas bien bonitas (como ésta) pero la verdad es que salían de mi presupuesto. En cada país que produce piel (sé sobre todo de Colombia, México y Argentina, también un poco Venezuela), hay pueblos especializados en la venta de artículos de piel, y voto por esa opción. En México, la ciudad de León, en Guanajuato es muy famosa por eso, pero en mi caso, conseguí la mía en un pueblo en el Estado de México (cerca de Toluca, su capital) donde también producen piel y por tener menos fama que León, los precios son sustancialmente menores. En Argentina y Colombia también hay muchas tiendas especializadas, y yo voto por ir directo a la fábrica porque vas a tener acceso a muchas más opciones.
En fin, como ven, le rindo culto a la chaqueta de cuero y espero que le saquen el mayor provecho posible porque esta es una inversión de largo plazo en su guardarropa.
¡Hasta un próximo post!
@kevynathalie

Comentarios

Comentarios

Escrito por Kevy Nathalie Alcindor Rangel

Venezolana, hija de inmigrantes, inmigrante en México hace unos cuantos años. Unos dicen que es ciudadana del mundo. Ella prefiere ser considerada una ciudadana más. Economista con complejos de diseñadora, activista política, fotógrafa y escritora. Ama leer, cocinar y dibujar. Bully ortográfica hasta más no poder. Disfruta de un buen café o té, y de un buen coctel también. Muy independiente, le cuesta mostrarse vulnerable. Pero en el fondo tiene un gran corazón. @KevyNathalie

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |