Mujeres del Siglo 21

3 señales de que todas necesitamos terapeutas

Mujeres del Siglo 21Continuemos con esto de ‘estoy saliendo con un chamo‘ que, como es nuevo en mi vida, me da muchísimo qué pensar y descubrir. Tranquilas, todo va a salir bien.

Últimamente me he dado cuenta que “Todas las mujeres estamos locas”. Sí, puede parecerles que es algo obvio o decirme “Ok, escribes sobre mujeres ¿Cómo no lo habías notado?”, sencillo porque no había tenido “necesidad” de ser loca, o por lo menos no lo había notado. Así que después de pensar, preguntar (como siempre) por Twitter, consultar con un par de amigos y muchas amigas, descrubrí que hay 4 señales inevitables para descrubrir que todas necesitamos terapeutas.

Cuando estaba en Argentina pensaba “¿Realmente toda esta gente va a terapia?”, “¿Cómo saben que lo necesitan?” Sencillo, léanse estas señales y verán:

  1. La otra siempre es “la más”: La más bonita, la más arreglada, la más inteligente, la más, la más, LA MÁS. No importa cuán “seguras” estemos de nosotras, siempre habrá alguna otra que es “la más” y puede que ellos ni siquiera hayan notado que la niña está ahí, pero para nosotras se convierte en una terrible amenaza. Esto me hizo pensar (y lo usaré para otro post) que el autoestima de una mujer es una de las cosas más frágiles que existen, así que hombres: ¡Cuidado! No importa que sea su amiga, hermana, y menos novia, cuidado con lo que dicen. Si nunca te ves tu como “la más bonita, inteligente, seductora, etc”, déjame decirte que: Necesitas terapia.
  2. No sé que quiero: Probablemente esto está relacionado con el hecho de tener tantas “libertades”. Es como cuando viajamos a Miami (u otro país) y entramos en un supermercado y tenemos la posibilidad de escoger 64 tipos de pasta diferentes y no sabemos cuál escoger. Se abre un mundo de posibilidades: estudiar fuera, estudiar dentro, tener una empresa, hacer carrera en una, tener novio, tener muchos amantes, operarte, tatuarte, rulos, liso y pare usted de contar. Terminamos, muchas veces, en una depresión absurda sin entender que lo primero que debemos hacer es pensar: Qué me hace feliz. Si no lo logras, entonces: Necesitas terapia.
  3. Esto no es como en las películas: ¡Venga! Otra vez hablemos de las películas, pero en general ¿Quién diablos se creen para pensar que tendremos historias con diálogos y escenarios y todas esas cosas? No es que no crea que sea posible, solo que pienso que las mejores historias son las que escribimos nosotras mismas. Eso de vivir con no expectations parece ser difícil de entender, pero una vez que lo haces te dedicas a disfrutar del fluir del asunto. PERO, y sí, él nunca falta; es necesario que tomes en cuenta que si eres de las que “quiere” vivir una historia de película (con villanas incluídas) entonces, querida amiga: Necesitas Terapia.

Al final del día, son más las que van a terapia (real) que las que no, así que no se sientan mal si en realidad la necesitan. Piénsenlo.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Laura Solórzano

Caraqueña peleada recientemente con su ciudad, buscando motivos que la hagan sonreír en medio del caos. Fascinada por el poder del Social Media y socia de locos que le hacen creer que el mundo puede ser un mejor lugar. Cree en Woody Allen, en la literatura y en la comida. Daría su vida por un buen café y una conversación con Sabina y Fito. Mujer dispuesta a demostrar que la histeria es divertida. Twitter: @LauSolorzano.

Un Comentario
Escribir un comentario