Mujeres del Siglo 21

teatro blanco y negro

Carta a una persona normal

escribiendo cartaHace poco tuve una de esas epifanías que se convierten en material de post: Mi horario es una demencia. Mientras el resto del mundo tiene un affair con Morfeo, yo estoy en plena faena laboral. Y esto se debe a mi anormalidad, y a  mi inclinación artística.

Lo discutí hace poco con un amigo, que empezó a salir con alguien, y pues la cosa se complicó cuando dejó de entender esta demencia de realidad que vivimos los actores. Porque resulta que entender eso es demasiado importante, y no se trata de que estemos viendo al horizonte por horas. Quien haya dicho que ser artista es sinónimo de vaguedad, tiene un serio resentimiento con alguien del medio, o simplemente nunca se preocupó por ser uno verdadero.  Un ensayo es nuestro oxígeno, y eso se respeta, como se respeta una birra en los chinos alemanes de Altamira.

Como esto es un mal común para todos mis colegas gremiales, yo encontré una solución (no sé si temporal o definitiva) para que la gente “normal” (porque debe ser que alguien lo es) entienda de qué vamos. Y dice así:

Querida persona normal, hola. Te escribe una mujer del siglo veintiuno que decidió hacer con su vida lo que le venga en gana; eso incluye dedicarse a una carrera absolutamente poco rentable en este país. Pero no te angusties, que igual gozo un puyero. Fíjate, mi horario es un rollo, porque nunca sé cómo va a ser mi día siguiente, y entiendo que eso te descoloque. Entiendo que no concibas que yo deje de ir a la playa o al cine porque tengo un ensayo; pero ahora te pregunto: ¿irías tú a la playa si tu jefe te llama, con carácter de urgencia, para que resuelvas un problema en tu oficina?

Yo sé que te molesta que no responda los mensajes o las llamadas cuando estoy en una lectura dramatizada, pero tú tampoco me respondes cuando te llamo y estás en una reunión de negocios con el futuro Steve Jobs de Venezuela.

Entonces, personita normal, si te cuesta entender mi horario, ponte en mis zapatos, y entiende que no entiendo cómo es que te sometes a los madrugonazos y las rutinas, porque eso, para mí, son tus fines de semanas de playa. Si la salida a Playa Pantaleta te parece tan indispensable como el oxígeno, para mí las horas de sueño y la incertidumbre – semana a semana – también cumplen el mismo objetivo.

Entonces hagamos algo, porque todavía no te conozco (ya esta parte es aplicable para el futuro no sé quién que me va a hacer perder el foco): disfrutemos el momento, porque ya sabemos que será complicado cuadrar nuestros encuentros. Estoy asumiendo que estoy teniendo algo contigo, porque el asunto de los artistas (que sí entienden todo lo aquí expuesto) y su exceso de búsqueda actoral con el personaje de Casanova ya es ridículo; así que acostumbrémonos a ambos: yo a tu loca normalidad, y tu a mi locura (más corriente de lo que imaginas).  Y no nos juzguemos, anda… Eso ya se lo dejamos a nuestros respectivos colegas. Sabemos que ambos funcionamos bien de noche, y eso es una ventaja.

 Si crees que mi necesidad de dormir en horas en las que tú tecleas un correo urgente, es un reflejo de vagancia, te invito a que te lances una temporada de fines de semana, durante al menos un mes, en cualquier teatro de este país; o una de esas semanitas de ensayo que tanto me gusta y me dejan lamiendo el piso. Entonces, hablamos. No es que no haga nada, es que no hago algo común. No te preocupes, que yo entiendo que cuesta al principio. Pero la gente como yo es bien chévere, no todos son unos dañados, así como no todas las mujeres en tacones van al gimnasio, ni van a la peluquería semanalmente.

Me despido, con toda mi cordialidad. Porque sé redactar formalmente, y entiendo que eso para ti es importante.

Usar esto es infalible. Comprobado hace ya algún tiempo, y reutilizado cada vez que me dicen “¿no puedes faltar a un ensayo en la vida?”. No es tan largo lo que digo, pero se entiende la idea.

Es divertido, ser anormal es divertido. Yo no soy una persona con horario establecido. Y respeto muchísimo a quien lo sea. Pero bueno, alguien tiene que entretener y actuar (como un actor, pues), y a eso vine yo. A dormir hasta tarde, y trabajar en horarios dementes. Alguien tiene que divertir al mundo, mientras los demás roncan, ¿no?

Comentarios

Comentarios

Escrito por Patricia Ramírez

Actriz en construcción. Alérgica al drama y protagonista del mismo. Tatuada, perforada y complicada enmascarada. Algo así como una comunicadora social que ejerce editando eventos sociales. Fiel creyente de la ironía y sarcasmo como medio de expresión. Conquistadora intelectual porque no pretende ser miss. Alérgica al tinte rubio. Me saco las cejas cuando me acuerdo y me quito la pintura de uñas cuando ya es demasiado insulto al criterio estético. Pero me baño todos los días y me veo linda. No llevo la ropa apretada por rendir honor al sentido común. Me encantan los tacones aunque no los use. No se me da bien eso del masoquismo corporal (al menos). Fiel creyente del poder de sanación del bolero, el rock argentino y la música española. Amante de los musicales en medidas obsesivo-esquizofrénicas. Fotógrafa intensa de viajes. Intento de locutora. Indefinible más allá del sentido del humor. Y hasta cuchi en madrugadas. Twitter: @Patmirez

3 Comentarios
Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |