Mujeres del Siglo 21

De las salidas… y otras nimiedades.

Mujeres del siglo 21Resulta que ahora todo el mundo – es decir, muchas personas que estudiaron conmigo – se está casando. Resulta que, evidentemente y – al parecer – voy tarde en este asunto, porque es que ni siquiera estoy saliendo con nadie. Ya lo dije en el primer artículo que escribí aquí, yo soy atípica y soy víctima de un plan mundial que me dio la capacidad de un jerbo adicto al crack para socializar con el sexo opuesto.

Honestamente, debo decir que eso a mí no me angustia: aquello de casarme a estas alturas del partido, digo. Es absurdo pretender que estoy lista para el matrimonio, si ni siquiera he pasado por eso que llaman “una relación”, si nunca he salido con nadie, realmente.

Y a esto llegamos hoy. Más allá de la incomodidad de tener que ir sola a un matrimonio, de siempre pararme a bailar  cuando empieza “Levantando las manos” – porque es justo en ese momento que sabes que puedes bailar sola, en círculo, junto con tus colegas solitarias, y nadie va a decir nada – y de que siempre te pregunten: “¿Y cómo está tu corazón?”, a mí lo que me abruma son dos cosas en específico:

Primero, siempre tener que dar la misma respuesta:Nada. Nada de nada, mi rey/reina, sigo igual de sola, como la una, igual que la última vez que nos vimos. No es como que no supieras que apenas tenga un arrejunte, mi mamá va a empezar a twittear al respecto; es más, mi mamá va a empezar a saber utilizar el Twitter. Y no, no sé por qué no consigo a nadie si soy tan bonita y tengo una personalidad más radiante que la bola disco del salón de fiestas. Misterios de la vida, querido/a interlocutor/a”.

Segundo, tener que definir eso de salir con alguien: Yo soy inexperta. Yo no llegué a la librería mientras el manual de Carreño de salidas, cortejo y posterior apareamiento del Siglo XX y XXI estaba todavía en existencia. Me distraje mientras hacía teatro en el colegio. Yo me quedé en que “el pana” que me voy a conseguir está en mallas, con algún tipo de uniforme militar, o bien se enfrenta a una mujer verde con cachos que se convierte en dragón. Yo reprobé esa materia, la reparé y sigo en arrastre.

Me parece absurda la cantidad de acepciones que tiene la palabra “salir” en estos días:

  1. Salir: Del verbo salir de un sitio. Dícese: abres una puerta, das un paso y no estás ya en el lugar en el que estabas.
  2. Salir: Cenar, ir al cine, comerse una cotufa juntos, pasarla bien y quedarse por siempre como Eponine, la que canta “On my Own” en Les Miserables. O simplemente, salir con un amigo.
  3. Salir: Besarse y meterse mano en un carro al despedirse, luego de haber hecho lo anterior, y hacerlo con frecuencia.
  4. Salir: Tener sexo luego de asumir con dignidad que los dos pasos previos son insuficientes para calmar las ganas, y hacerlo con algún tipo de regularidad. No asumir la situación dignamente, a pesar de que tienes ochenta y cuatro meses con esa persona, única y exclusivamente, pero igual “no necesitar” el fulano título.
  5. Salir: Declararse gay.

 

Demasiados grados de intensidad en cuanto a contacto físico se refiere, y demasiadas implicaciones. Nunca entiendo cuando alguien me dice “estamos saliendo”, porque no es lo mismo que lo diga una persona que estudia Letras (que se toma muy en serio el asunto de la palabra) a que lo diga una total desconocida en una peluquería, vestida de rosado de pies a cabeza, mientras habla con la manicurista/psicóloga de turno.

Además que siempre hay un grado de incertidumbre cuando te dicen: “estamos saliendo”. La confianza de una amistad se define cuando utilizas apropiadamente tus derechos, y averiguas cuál es el grado de intensidad de ese gerundio. E igual, tampoco entiendo la diferencia entre un “estamos saliendo” de mil meses, y un empate. Au-xi-lio.

Y después dicen que por qué es tan complicado todo esto de las relaciones interpersonales. ¿No es más sencillo visitar un diccionario – o en su defecto la página de la Real Academia – y aprenderse el verbo del real estado de una relación?  Evidentemente, que te den un beso, que sientas una chispa mientras estás en el cine o que indudablemente la hayas pasado muy bien en la cama, parece no ser definitori. Simplemente es un hecho, hasta que uno empieza a ver corazones y peluches por todas partes.

No se trata de ningún asunto puritano. Creo que de eso no tengo demasiado. Lo que asumo que puede suceder en este caso, es que yo sufro de adolescencia tardía o estupidez prolongada. Es decir, como no tengo demasiado CV en ese campo, actúo peor que Ariel peinándose con el tenedor frente a Eric. Terrible.

En todo caso, que me parece que la vida ya es demasiado complicada, como para que además nadie sepa (o sepa aún menos) dónde está parado con ese ser que hace que todo lo demás pierda foco. Si, eventualmente, alguien me puede dar una sola definición de lo que es salir con alguien, en un plan más allá de la amistad sincera y bonita, lo agradecería. Porque yo de eso no sé mucho.

 

Comentarios

Comentarios

Escrito por Patricia Ramírez

Actriz en construcción. Alérgica al drama y protagonista del mismo. Tatuada, perforada y complicada enmascarada. Algo así como una comunicadora social que ejerce editando eventos sociales. Fiel creyente de la ironía y sarcasmo como medio de expresión. Conquistadora intelectual porque no pretende ser miss. Alérgica al tinte rubio. Me saco las cejas cuando me acuerdo y me quito la pintura de uñas cuando ya es demasiado insulto al criterio estético. Pero me baño todos los días y me veo linda. No llevo la ropa apretada por rendir honor al sentido común. Me encantan los tacones aunque no los use. No se me da bien eso del masoquismo corporal (al menos). Fiel creyente del poder de sanación del bolero, el rock argentino y la música española. Amante de los musicales en medidas obsesivo-esquizofrénicas. Fotógrafa intensa de viajes. Intento de locutora. Indefinible más allá del sentido del humor. Y hasta cuchi en madrugadas. Twitter: @Patmirez

3 Comentarios
Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |