Mujeres del Siglo 21

El estornudo social

Hace poco descubrí que según las normas de sociedad es mala educación decir salud cuando alguien estornuda. Es mala educación, suponemos, porque es como indicar con el dedo a aquel quien anda regando gérmenes. Visto que es imposible evitar estornudar, aquel que puede evitar regar la palabra de quien es culpable ha de hacerlo, según las leyes de la etiqueta.

Y yo me pregunto, aquella persona que estableció esta regla absurda, ¿Por qué se rindió justo antes de establecer una norma mucho más acertada? ¿Por qué no existe la misma regla con todos los actos voluntarios o involuntarios del ser humano? Es mal visto señalar a aquel que está resfriado, más no le decimos nada a aquellos que señalan a quienes piensan diferente.

Mi punto es el siguiente: Si yo no me avergüenzo de estornudar, yo no me avergüenzo tampoco de ocasionalmente ponerme un vestido revelador porque para eso hago ejercicio, ni de ponerme tacones altos porque mi altura me lo permite (o me lo exige – depende de cómo lo veas), no me siento humillada cuando estos tacones me están destrozando los pies y camino descalza en una fiesta, no me siento particularmente vulnerable cuando alguien me ve en poca ropa, no le veo problema a tener amigos hombres, no me avergüenza hablar de sexo, no me humilla que hablen de mí – ¿porque sería mala educación que alguien me deseara salud o hablara de mí por como soy? Por las intenciones tras las palabras ajenas. ¬Y estas ¿Cuáles son? Hacer que algo que no te humilla naturalmente se convierta en algo que si te avergüenza, o por lo menos te saca de quicio – gracias a la herramienta secreta de todos aquellos con imaginación desperdiciada y complejo de novelera – el preciado Chisme.

Y ya no estamos hablando del famoso estornudo que de por sí debe de ser embarazoso dado que la persona en cuestión no se siente particularmente humillada por tener gripe, estamos hablando de lo que los otros hacen con tus actos, fenómeno que yo llamaré el “bostezo social”.

Analicemos claramente lo que sucede, el humano le teme a lo que es diferente como quien le teme a las enfermedades. mujeres del siglo 21Por eso es que cuando se ve a una persona llevar una vida guiada por decisiones contrarias a las propias muchos tienden a sentirse amenazados como fóbicos a los gérmenes presenciando un estornudo. Y para crear mayor protección contra tales bacterias sociales este bosteza y va contagiando a todos aquellos parecidos a él con ideas e historias que son tan amables como son verídicas. Contando chismes sin profundidad como un asesino negando sus actos sin alibi. El problema está en que la sociedad no asimila verdad o mentira por separado, muchas veces viene procesado como “información” y se crea casi inmediatamente una etiqueta para clasificar a la persona quien simplemente estornudo porque no lo pudo contener.

Lo que nos lleva al próximo punto: Algunos pensarán que puedo evitar tener amigos hombres para ahorrarme problemas, o puedo evitar llevarle la contraria al profesor cuando no pone en riesgo mis notas, o puedo vesitrme como todo el mundo, sin lazos en la cabeza, faldas de la abuela o chaquetas ochentosas. Y no entienden que es tan inevitable como el estornudo. Claro que veo venir las malas miradas, como puedo sentir antes de estornudar, pero parte de mi es hacerlo de igual manera porque si trato de contener mi estornudo, todos sabemos que puede explotar una vena del cerebro y ya mas nunca seré yo misma. Y de igual manera entiendo que sea casi imposible controlar pasar la voz, tan improbable como resistirse a un bostezo y por eso pido que nadie empiece la cadena de chismes, por que a veces pensamos que juzgar es inofensivo, pero ambas son enfermedades sociales. Una riega gérmenes y otra riega voces, ninguna mata, pero la ultima es nociva.

No contengamos nada, ni estornudos ni bostezos, pero tratemos de ser más tolerantes, tener mejores intenciones y mayor cuidado con las palabras, porque son virus que se riegan y crecen frenéticamente, evitando que mucha gente sea ella misma por miedo a ser señalada con el dedo. Yo quiero ser como soy, sin riesgo a que me llamen nombres obviando que mis padres pasaron nueve meses reflexionando sobre la única etiqueta que tendría que llevar en la frente. Y si alguien no me entiende, si tiene miedo de ser contagiado, lo invito a que no me juzgue por ser diferente y que se deje de tonterías porque así como el me juzga a mi yo lo puedo juzgar a el porque no hay dos vidas iguales más hay infinitas posibilidades de juzgar y envidiar.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Camille Brito Reale

Después de haber tenido la suerte de tener unos padres aventureros que me llevaron aunque no quisiera a vivir una vida que no era la mía en un país muy muy lejano, aprendí a ser otro tipo de princesa. Aprendí a ser aquella que ama viajar, ama aprender idiomas, ama comunicar con todos para dejar su granito de arena por todo el mundo esperando que si todos lo hacemos, algún día el mundo no sea más que una gran playa. Amante del trópico, de mi ciudad natal: Caracas, amante de las palabras, de la voz de cada ser, de las imágenes de cada día y las que creamos por diversión; me he vuelto cineasta, que escribe lo que quiere transmitir, toma retratos día a día de un mundo que es mucho más fotogénico de lo que pensamos y se inventa historias de película, esperando que de verdad así sean. Una persona sonriente, con muchísimos principios, por ahí dicen que inteligente pero yo no se, y sobretodo curiosa por siempre saber más. Twitter: @Camille_b_r

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |