Mujeres del Siglo 21

Mujeres del siglo 21

Financieramente irresponsable

Cuando cumplí 25 años decidí tener 15 años y 2 tarjetas de crédito muy buenas. Desde el primer momento supe que lo único que quería era no tener responsabilidades, por lo menos no responsabilidades conmigo misma. Tenía un buen trabajo, un sueldo, además trabajaba en el verano en campamentos; así que tenía dinero, pero aquello en realidad no me importaba porque yo solo quería dinero para divertirme.

Unos meses antes de los 25 me fui a España. Era la segunda vez que iba a estudiar, pero también a divertirme. En aquel viaje gasté dinero en comidas, viajes, ropa, vino, fiestas, vino, taxis, vino y libros. Regresé, vi mis cuentas, pensé «luego me hago cargo», y seguí gastando. No tenía ningún tipo de control, no sabía cuánto dinero entraba a mi cuenta y mucho menos cuánto salía. Mis tarjeta de crédito comenzaron a colapsar y en medio de una crisis, una verdadera crisis, decidí pedir un crédito automático que ofrece mi banco para pagar una tarjeta y seguir consumiendo; una idea genial ¿No? Obviamente seguí usando la tarjeta de crédito de manera irresponsable.

Mujeres del siglo 21Cuando cumplí 26 años, me calmé. Pero cuando quise poner orden, ya era muy tarde. La deuda era gigantesca, no tenía créditos automáticos y el sueldo no me alcanzaba para el pago mínimo. Tuve que pedirle a mis jefes que me pagaran con cheques porque cuando me depositaban, el banco se jalaba toda la quincena. No quería pedir más dinero prestado porque ya era suficiente con el banco. Era desesperante. En mi celular tenía guardados los números del banco como “no contestar”. Sin embargo, un día medio dormida contesté. No recuerdo bien qué me dijo el muchacho con el que hablé, pero sí recuerdo que le dije: «Ok, no tengo dinero ¿Cuáles son mis opciones?» Él, amablemente, me explicó que existía la posibilidad de un convenio de pago, yo le dije que esa misma tarde me tendrían en las oficinas del banco.

Los convenios de pago funcionan así: el banco compra toda tu deuda y  le vas pagando mensualmente. Este dinero se calcula en base a tu deuda, el tiempo en que prometes pagarlo y un porcentaje establecido por ley. Mi pago estaba programado para 36 meses, solo para que me saliera más “barata” la cuota mensual. Este dinero siempre debe estar disponible en tu cuenta, puedes recuperar tu tarjeta de crédito siempre y cuando nunca te retrases en ninguna cuota. Si haces adelantos del pago de la deuda, esta cuota mensual baja. En mi caso, lo que debía pagar mensualmente al banco era mucho, muchísimo menor al pago mínimo de ambas tarjetas. Así que me funcionó.

Logré pagar mi deuda año y medio antes de lo previsto. Lo cierto es que durante todo este tiempo que estuve sin tarjeta de crédito logré organizarme, supe cuánto dinero entraba a mi cuenta, cuánto salía, cuando podía abonar el pago de la cuota lo hacía; calculaba muy bien lo que gastaría y sabía que había meses en los cuáles gastaría más dinero que en otros. Durante todo este tiempo entendí que la planificación financiera es parte de ser adulto,sobretodo si decides irte del país a estudiar.

Por un tiempo fui financieramente irresponsable, pero he aprendido. Gastar dinero está bien cuando puedes controlar tus gastos, saber realmente qué necesitas y cuánto puedes ahorrar (incluso en esta economía). Fue una gran lección. Si estás en medio de una gran deuda y no sabes cómo o qué hacer, no dudes escribirme por esta vía o a mi cuenta de Twitter @LauSolorzano.

 

Comentarios

Comentarios

Escrito por Laura Solórzano

Caraqueña peleada recientemente con su ciudad, buscando motivos que la hagan sonreír en medio del caos. Fascinada por el poder del Social Media y socia de locos que le hacen creer que el mundo puede ser un mejor lugar. Cree en Woody Allen, en la literatura y en la comida. Daría su vida por un buen café y una conversación con Sabina y Fito. Mujer dispuesta a demostrar que la histeria es divertida. Twitter: @LauSolorzano.

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |