Mujeres del Siglo 21

Mujeres del siglo 21

Había una vez una mujer exitosa

Desde pequeña siempre fue diferente. Cuando jugaba con Barbies estas no eran mamás y amigas perfectas sino la dueña de la tienda de mascotas, la maestra que ganaba premios y la dueña del mercado. Era la que tenía el carro hermoso porque se lo había comprado con su dinero y la casa la había pagado junto a Ken, su sexy esposo que también eran profesional, no sabemos en qué porque al parecer Ken solo fue “de profesión marido”. Tal vez por eso algunas Barbies lo abandonaban por un GI Joe.

Era la niña que leía historias fabulosas, cuentos y que tenía libros raros de una niña llamada Mafalda a quien no le gusta la sopa. Siempre defendía a sus compañeros indefensos o era la que lograba dar en el punto con el negocio de las hojas milimetradas justo 5 minutos antes de que la profesora gritara «Es hora del examen y nadie sale del salón». Eso sí, también se peinaba y le gustaba verse linda.

A medida que iba creciendo le gustaban las profesiones más raras: escritora, empresaria, senadora, embajadora, médico. Le gustaba, además, trabajar con voluntariados y ayudar a todo el mundo. Siempre ha tenido un buen corazón.

Para el momento en que se gradúa en la universidad ya habla dos idiomas, ha representado a su país en competencias, ha sido protagonista en cambios de su universidad y su país. Tiene buenas ofertas de trabajo. Es una mujer, profesionalmente exitosa. Es obvio que durante la carrera y todo este tiempo ha tenido uno que otro encuentro casual del tipo sexual con uno que otro tipo que se le cruza en las noches de vino, ha tenido también varias relaciones fallidas; pero lo que más sobra en su haber son historias de esas que no comienzan porque de una las decreta fallidas.

Tiene 29 años, es exitosa, pero está sola. Sin embargo, en medio de una fiesta en casa de unos amigos conoce a un tipo increíble. Un tipo que, como ella, ha tenido más o menos la misma visión de la vida: aprovechar el tiempo mientras se Mujeres del siglo 21pueda para cosechar frutos para el futuro ¿La diferencia? La sociedad lo ve a él como “un tipo hecho y derecho” y a ella como “una feminista que seguro es lesbiana”, ¿por qué? ¿Qué pasa con las mujeres que no podemos ser exitosas en el trabajo y en la casa? ¿Por qué después de tantos años seguimos con el mito de que las mujeres preparadas tienen moral flexible, facilidad para abrir las piernas y poca capacidad de “enseriarse”?

Parece mentira que hoy en pleno siglo 21 esté escribiendo este tema. Lo peor es que estoy segura que en muchas sociedades allá afuera esto no está pasando, estoy segura que las mujeres pueden ser exitosas sin problemas, así como no existen ruedas de prensa para que alguien “salga del clóset” porque es normal ser mujer exitosa, gay o heterosexual o en pocas palabras: ser humano.

Conozco muchas mujeres profesionalmente exitosas (empresarias, escritoras, médicos, ingenieros, DJ, odontólogos) con familias funcionales y felices. No estoy sé cuál será el secreto, pero puedo asegurarles que debe haber una mezcla entre saber quién eres y qué haces y que ese hombre (o mujer) con quien decides pasar el resto de tus días también lo sepa. Debe haber, imagino, un apoyo mutuo en el proyecto de vida de ambos y una complicidad digna de una pareja de pandilleros.

Yo espero ser, algún día, una mujer exitosa y tener a mi lado a ese compañero de pandilla. No confío mucho en esas mujeres exitosas que deciden, sin intentarlo, que prefieren estar solas por el resto de sus vidas. Prefiero ser de esas mujeres del siglo 21 que logra encontrar un equilibrio en las cosas más importantes. Así que díganme ustedes ¿Qué prefieren?

Comentarios

Comentarios

Escrito por Laura Solórzano

Caraqueña peleada recientemente con su ciudad, buscando motivos que la hagan sonreír en medio del caos. Fascinada por el poder del Social Media y socia de locos que le hacen creer que el mundo puede ser un mejor lugar. Cree en Woody Allen, en la literatura y en la comida. Daría su vida por un buen café y una conversación con Sabina y Fito. Mujer dispuesta a demostrar que la histeria es divertida. Twitter: @LauSolorzano.

4 Comentarios
Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |