Mujeres del Siglo 21

Vanilla-Ice-Cream-Bowl

Sabor a vainilla

No sé si a todos le pasa, pero con frecuencia me repito que la vida no me alcanza.

No consigo, entre despertador y despertador, dedicarle las horas que me gustaría a leer lo que me interesa, a conversar con la gente que aprecio, a escuchar el silencio. Cada noche me prometo que al día siguiente dormiré más temprano, y cada mañana me reclamo no haberme levantado antes.

A veces pienso que no son suficientes las horas en el reloj para cumplir con la absurda lista de pendientes en mi mente, en mi correo, en los post-its, en esas notas que me escribo con bolígrafo azul sobre la mano izquierda, cuyos signos de exclamación intentan recordarme con histrionismo que, entre todos los quehaceres, hay algo que no puedo dejar pasar.

Sospecho que me he obsesionado con disponer de todas las horas posibles. Coqueteo con la idea de que ningún minuto puede ser desperdiciado. Levantarse con el sol, porque al que madruga Dios lo ayuda, y porque es la hora ideal para hacer ejercicio, la mezcla de endorfinas con esa manera de quemar grasa no se consiguen en otro momento. Prepararse un desayuno sano, porque es la comida más importante del día. Suit-up! Porque el personal branding funciona. Salir de la casa a dar el 100%, porque no hay otra manera de hacer las cosas. Entretejer los horarios «libres» con proyectos y salidas, porque hay que disfrutar y pasar tiempo con los seres queridos, pero también hay que hacer espacio para concretar esas ideas que crees que son buenas y pueden resultar en algo grande. Y ponerle un soundtrack a cada momento del día, porque con música todo fluye mejor.

Lo más probable es que el día termine sin haber completado la lista de pendientes, pero ya quedará para mañana, o pasado, o la madrugada, o la hora del almuerzo. Me repito que uno no sabe cuánto puede dar, si no se reta a ir más allá.

Las horas del reloj no alcanzan si uno quiere adherirse a los horarios estandarizados, porque ellos solo te garantizan una vida sabor a vainilla… y a mí la vainilla me aburre.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Amanda Quintero

Economista y escritora. Enamorada de lo público y de pensar en cómo hacer del mundo un lugar mejor. Runner. Twitter: @AmandaIsabel87

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |