Mujeres del Siglo 21

Daughter-Sewing-with-Mother

¡Auxilio, me convertí en mi mamá!

muñecas rusasEs cierto que cuando somos pequeñitas jugamos a ‘’vestirnos como mamá’’, a usar sus tacones, sus pinturas de labios y demás cosas, nos encanta imitar sus gestos y modismos, hasta que ¡paff! Llega la ‘’aborrecencia’’ y comenzamos a ser las primeras críticas a todo lo que nuestra mamá piensa. Que si es una anticuada, ‘’castradora’’, que ‘’nos ve como niñas’’, que quiere mantenernos encerradas y lejos de toda la diversión, y juramos (portazo y pataleta de por medio)  que nunca jamás de los jamases ‘’nos pareceremos a la doña que es mi madre’’.

Pero el día menos pensado nos cae la locha y vemos que nuestro más profundo temor se ha hecho realidad. Somos nuestra mamá.

Ajá, así como leen, empezamos a usar frases como ‘’ ¡Figúrate tú!’’ o ‘’Muérete que me pasó tal cosa’’, o peor aún ‘’Ay chica, pero si Perencejito es un mango’’. Le pedimos a medio mundo que se reporte, ‘’Chama escríbeme cuando llegues a tu casa’’, ‘’Ponte el cinturón de seguridad’’, ‘’No bebas tanto/no manejes tan rápido’’

La peor parte es que nos pega la madurez y nos volvemos unas tipas súper precavidas, de esas que llevan kleenex o servilleticas en la cartera ‘’por si acaso’’, porque ‘’una nunca sabe’’. Le sacamos conversa a las demás señoras en la cola del banco, o en el metro. Dejamos de ser unas ‘locas impulsivas-improvisadas’’ para convertirnos en la mujer más planificadas del planeta Tierra.

Resulta que tanto negar nuestra carga genética materna nos lleva a parecernos más y más a nuestras madres, y es sencillo, son ellas nuestro primer ejemplo de cómo ser una ‘’mujer guapa y arrecha sin morir en el intento’’ y si bien es cierto, nosotras a veces actuamos de maneras distintas porque vivimos otra época, pues replicamos de manera inconsciente actitudes y valores de nuestras mamás.

Así que el truco está en asumir con dignidad que más temprano que tarde terminamos siendo un poco más parecidas a nuestras mamás de lo que creemos y que eso, está bien. Siempre y cuando nos sintamos cómodas con ese híbrido en el que nos transformamos.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Beatriz "Batita" González

Social Media Manager. Escritora de clóset. Fashionista con sueldo de tercermundo. A veces Batichica, otras tantas una tipa normal. Histérica un par de veces al mes. Adicta a los covers, a las películas en blanco y negro, y a los libros en inglés. Ambivalente y temperamental. Crío pajaritos preñados, mientras escribo sobre como ser una mujer independiente y antiparabólica. Enamorada de la política, del flamenco fusión, de la moda y de los amores imposibles. En palabras de Sabina tengo ''la frente muy alta, la lengua muy larga y la falda muy corta''. Twitter: @Batita_Gonzalez

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |