Mujeres del Siglo 21

cropped-be_my_prince_by_doralovey

La infructuosa búsqueda del príncipe azul

will_you_be_my_prince_charming__by_missthunderkin-d6f7qin

 

 

 

Abres los ojos, y viene a tu mente la idea. Idea que el optimismo más inocente transforma en convicción: encontrar a la persona correcta. Entonces ese día empiezas el día con otro ánimo, un poco mas de maquillaje y quizás hasta alguna ropa que esperaba ser estrenada en un día especial. Va avanzando el día y haces un esfuerzo por ser más cordial, y sobre todo por no dejar sin respuesta a todos los chistes/comentarios/tonterías doble sentido que dicen tus compañeros de trabajo; es el día donde sientes que todo es más brillante y lleno de luz.

 

Pero entonces pasan los días, empiezas a notar que el brillo y el día no tienen nada de especiales; no hay ropa por estrenar y ya no tienes ganas de maquillarte. Hasta las amables atenciones del muchacho de la cafetería empiezan a parecerte intentos ridículos por hacerse el especial.

En fin, vas de lo rosa a negro en cuestión de un par de días. Ya las caras amables y el esfuerzo por pensar las cosas antes de decirlas se acabo. Te cansas de fingir ser algo que en realidad no eres para encontrar algo que ni siquiera sabes si existe.

 

Es ahí donde –al menos yo- te sientes completamente ilusa.

 

Digamos que esto te pasa un par de veces al año luego de cumplidos los 20. Te empiezas a cuestionar porque estás sola y pareces ser la única en esa condición; porque de repente a todo el mundo parece importarle tu status sentimental y notas como tienen puntos de inflexión similares el último par de historias con el monigote de turno. Evidentemente, mujeres al fin, llegas a la conclusión de que es tu culpa y tienes que cambiar tu; para encontrar al hombre de tu sueños tienes que bajarle dos y no ponerte tan de este siglo.

Ese conjunto de afirmaciones anteriores constituyen una de las mayores, y más comunes mentiras, que nos decimos las mujeres a nuestro yo interno.

Supongo que habrán algunas féminas que logran hacer tan creíble dicha mentira que se convencen y se moldean a ese patrón con el más grande esfuerzo. Y estamos las del otro grupo, las locas irreverentes que no nos quedamos calladas nunca y que sentimos que ser como uno es, no tiene nada de malo. Yo soy de esas locas irreverentes, no lo podre negar nunca.

 

Esa escena la viví y la dramatice como la mejor de las actrices, pero no sobreviví, la mentira no encontró más oxigeno. Porque sencillamente no termino de encontrar correcto que para encontrar a mi “media naranja” tenga que cambiar en algo mi forma de ser, de pensar, de creer, de soñar y de vivir; no estoy de acuerdo y no me parece.

No voy a decir que besé a todos los sapos y nunca apareció el príncipe o que es que todos los hombres son malos, porque ni creo en idealismos ni en generalidades. Voy a decir que simplemente no ha pasado.  Pero de tanto tumbo, mentiras blancas, baños de paciencia y de intentos fallidos he aprendido que lo único importante a la hora de encontrar a alguien es saber que se quiere y ya.

Que si novio, que si amigos con beneficios, que si matrimonio, que si mejores amigos, que si amantes, que si lo-que-sea; pero señoras y señoritas lo primero que debe saber que es lo que quiere. Porque como es bien sabido, si no sabes cómo preguntarle a google, pues probablemente el no te dará la respuesta que esperas.

 

Así que mi consejo de hoy es que se dejen de búsquedas infructuosas, déjense de devanarse los sesos en busca de respuestas lógicas para algo que netamente químico y emocional. Concéntrese en saber lo que quiere, para que llegue lo que tenga que llegar.

Yo mientras tanto he entendido que no puedo esperar ninguna media naranja, si yo lo que soy es un limón salvaje.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Lany Rebeca Green

Twitter: @LanyRebe Alborotada, para empezar. Y con una risa más escandalosa que mi falta de tapujos para hablar de cualquier cosa. Pero es que hablando es que se entiende la gente; y creo que desde que leo mi mundo es mas bonito. Cantó y escribo porque son las mejores formas que tengo para decir lo que siento. Como buena abogado, sé de más cosas de las que tengo conciencia; y lo que no sé, lo improviso. Amante del arte, simple pero complejo, en todas sus manifestaciones. La música y la cultura son la vida, y el amor sé que nos mantiene humanos. En fin, soy un pedazo de muchas cosas, todos los colores en una sola acuarela, una caja de sorpresas.

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |