Mujeres del Siglo 21

No eres una princesa, eres una mujer

 

No somos princesasEl mundo está cambiando. La lucha por derechos para las mujeres también. Quedarse enfrascadas en términos como “machismo”, “falocentrismo” y “opresión masculina” parece retrógrados en un mundo que solo progresa. Hoy las mujeres tenemos más oportunidades, en América Latina, por ejemplo, tenemos mujeres siendo presidentas de países, de empresas, gerentes de grandes corporaciones. Cada día somos más independientes. Como es de esperarse, mientras más derechos tienes, más derechos quieres.

 

En estas últimas dos semanas me han llegado muchísimas campañas interesantes que se desarrollan en Estados Unidos. Viendo esta charla TED conseguí que solo el 11% de los ingenieros de este país son mujeres. Según la CEPAL, en 1998, 137 mujeres terminaban un doctorado en América Latina, contra 957 hombres. Es decir, solo el 12% de las mujeres en la región estaba bien preparadas para afrontar retos importantes. Supongo que esta estadística aumentó un poco.

 

La infancia es un momento determinante en la vida de todo ser humano. Desde pequeños muchos saben qué profesión quieren tener. Les voy a contar mi experiencia de pequeña con los juguetes. En mi casa siempre fui la prima que tenía siete primos mayores, con ellos aprendí a montarme en un árbol para bajar mangos, correr en el fútbol, aprendí de básquet, jugué Nintendo. Tengo un hermano menor y por muchos años compartimos cuarto, así que desde pequeña jugué con sus juguetes. Yo tenía los míos, Barbies y cocinitas que mi abuela se empeñaba en regalarme. Juegos de tazas que no duraban nada conmigo. Nunca, jamás, pude ponerme a imitar las voces de las muñecas. Yo era de las que organizaban todo el “escenario” para la historia de ellas y luego me aburría y me iba a jugar con mi hermano o a leer. Mis juguetes no me motivaban nada.

 

Les cuento todo esto porque quiero que vean la relación entre la infancia de una mujer y las campañas que en estas últimas dos semanas he visto sobre los juguetes para niñas y el “marketing” que nos meten en la cabeza de cómo debe ser una niña. En mi casa, por ejemplo, nunca me dijeron “eres una princesa”, probablemente me hubiese reído de mis papás y les hubiese dicho cualquier disparate de los que digo desde que hablé a los nueve meses.

 

Desde pequeñas nos enseñan que las niñas somos princesas. Las princesas no se ensucian, no corren, no juegan con tierra, no tienen juguetes como los Legos que desarrollen su pensamiento. Las princesas deben estar siempre perfectas, saber cómo contestar, cómo jugar al té y ese tipo de cosas. Entonces, me pongo a pensar ¿Toda esta lucha que dieron las mujeres en los 60’ para conseguirnos libertades la botamos a la basura cuando criamos a nuestras niñas, solo para que cuando sean adultas les digamos “es que es muy liberal”? Pues sí.

 

Lo que estas campañas proponen, todas, es que dejemos de decirle a nuestras niñas que son unas princesas y que como tales solo les debe gustar el color rosa y jugar con muñecas. En la charla TED Debbie Sterling diseñó un juguete para niñas con el cual se construye con bloques de Legos una historia, este tipo de juguetes las ayuda a que desarrollen sus capacidades espaciales y además les hace ver que existe un mundo lleno de infinitas carreras universitarias.

 

En esta campaña, el fabricante de juguetes muestras cómo las niñas del siglo 21 se cansaron de jugar con muñecas y decidieron hacer otra cosa, las niñas son inteligentes, creativas, se las ingenian para poder divertirse. Y en esta otra, una escuela solo para niñas, les enseña a estas chicas que es importante poder desarrollar una carrera y no solo ser una damita.

 

Lo que faltaba para tener una verdadera revolución femenina no era incluir la “a” en todas las profesiones (médico, médica, etc). Lo que realmente faltaba era hacer un cambio estructural desde la raíz, desde que las niñas comienzan a desarrollar su personalidad, desde el día que nacen. Como dice Debbie en su presentación, en el mundo hay montones de hombres creando soluciones para problemas importantes, cambiando nuestras vidas, pero lo están haciendo sin tener la perspectiva de una mujer. El mundo cambiará en la medida que hagamos algo realmente significante para que nuestros niños cambien su manera de estructurar sus pensamientos.

 

No somos princesas, somos mujeres capaces de crear un mundo nuevo mientras criamos una familia, sonreímos, somos coquetas y sensuales. Una mujer es mucho más que una sola “cosa”, tenemos un gran abanico de posibilidades y no podemos dejar que nadie nos detenga, así que vamos a cambiar esas estadísticas con hechos reales.

 

Comentarios

Comentarios

Escrito por Laura Solórzano

Caraqueña peleada recientemente con su ciudad, buscando motivos que la hagan sonreír en medio del caos. Fascinada por el poder del Social Media y socia de locos que le hacen creer que el mundo puede ser un mejor lugar. Cree en Woody Allen, en la literatura y en la comida. Daría su vida por un buen café y una conversación con Sabina y Fito. Mujer dispuesta a demostrar que la histeria es divertida. Twitter: @LauSolorzano.

Un Comentario
  • Que una niña juegue con Barbies no significa que vaya a ser una discapacitada mental que solo piensa en ser una princesa. Si solo entendemos el feminismo como que las mujeres sean capaces de votar y estudiar ¿dónde quedan los derechos de las que quieren ser amas de casa porque les gusta de verdad? El verdadero feminismo debería enfocarse en que cada mujer haga lo que quiera, ya sea ser ingeniero, modelo, astrofísica, boxeadora, ama de casa, vendora de cosméticos, etc.
    Yo jugué bastante con mis Barbies y mi Ken, pero también salté, corrí y usé los legos que eran no solo de mis hermanos, sino míos también. Jugué Nintendo 64 y me gustaba que mi mamá me comprara pulseras y zarcillos. Ahora tengo mi diploma y estoy bien preparada para mi vida porque mis papás me dieron el derecho a ESCOGER.

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |