Mujeres del Siglo 21

Yo corro como niña, y lo hago bien

Llegada Ultra Trail Tanno Tuy 2014¿Qué se te viene a la mente cuando te dicen que hagas algo «como niña»? Por ejemplo, correr.

Lo más probable es que te hayas imaginado a alguien corriendo de la forma más ridícula y melindrosa posible: cara de asco o de escasez de neuronas, articulaciones flácidas, risitas pueriles… debilidad. Eso es lo que, sin darnos cuenta, asociamos con el concepto «[Hacer algo] como niña».

¿Por qué?

Admito que me movió la nueva campaña de Always, #LikeAGirl, un video en el que le piden a un grupo de gente que haga cosas «como niña», obteniendo reacciones como las descritas anteriormente, y luego le piden lo mismo a un grupo de niñas pequeñas que sencillamente actúan con naturalidad: corren, golpean y lanzan sin inhibiciones.

Me puso a pensar. Acabo de regresar de correr mi primera carrera larga, 32 kilómetros de trail y me fue muy bien. Me tomó meses de entrenamiento y constancia, entonces ¿cómo es posible que siguiera vigente en mi cabeza que hacer algo «como niña» puede ser algo despectivo?
Son paradigmas culturales que tenemos incrustados de harto escucharlos a lo largo de nuestras vidas, que se han almacenado en nuestras mentes sin más justificación que la tradición misma. Ciertamente, en términos biológicos la anatomía masculina suele ser más fuerte que la femenina, ¡pero eso no quiere decir que las mujeres estemos condenadas a ser unas debiluchas o inferiores! Nos urge desincorporar de nuestro vocabulario términos como ese.

Las mujeres jóvenes tenemos el reto de romper con dos viejos paradigmas que aún persiguen a la femineidad en el siglo 21: por un lado el de los que piensan que las mujeres son como un delicado cisne de cristal que hay que mantener en una repisa, solo para ser tocado con los ojos y tratado con delicadeza. Por el otroestá la creencia popular de que las defensoras de los derechos de las mujeres tienen pelo en las axilas, no se maquillan y son poco coquetas.

Pues no. Ni lo uno ni lo otro. Podemos ser todo lo que queramos sin dejar de ser mujeres. Es más, se complementa muy bien una cosa con la otra. Entrenar, estar fit y sentirte fuerte refuerzan tu confianza en ti misma, brindándote la seguridad de que puedes conseguir lo que te propongas colocándote metas claras y ejercitando tu disciplina. Eres una dura y nadie te puede decir lo contrario.

Yo corro como niña, y lo hago bien. No puedo correr como otra cosa, porque eso es lo que soy.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Amanda Quintero

Economista y escritora. Enamorada de lo público y de pensar en cómo hacer del mundo un lugar mejor. Runner. Twitter: @AmandaIsabel87

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |