Mujeres del Siglo 21

En el nombre de la comodidad

sneaks-2Antes me preguntaba cuál era la obsesión de los adultos con usar ropa deportiva los fines de semana. De veras, era como: «¿por qué si no van a hacer ejercicio se ponen shorts o monos? ¿y por qué no tienen vergüenza de salir a la calle en Crocs?»

La respuesta llegó el domingo pasado, cuando me dio flojera ponerme el jean más holgado que tengo para ir a la farmacia, simplemente porque me parecía «demasiado trabajoso». Opté por ponerme un mono encima del short del pijama y un moñito desaliñado… no regrets.

Paseé de forma desordenada por los pasillos de la farmacia, que tiene más de todo que de medicamentos. Cuando ya había llenado la cestita de lo que había ido a buscar (y de lo que no había ido a buscar también) me metí en la cola. Ahí noté que nada de lo que llevaba puesto combinaba.

–Como para encontrarme al amor de mi vida, pensé.

–Y si me lo consigo espero que le guste mi pinta dominguera, corregí sonriendo para mis adentros.

Ahora todo tiene sentido. Sospecho que una parte tiene que ver con descansar de la ropa de oficina, de los tacones y las medias pantis, y que hay también un descanso psicológico en la ropa suelta o cómoda. Pero sobre todo, creo que hay un tema de genuina aceptación.

Cuando eres chama sientes que tienes que estar todo el tiempo arreglada. Cada ocasión es un episodio de oh-por-Dios-no-sé-qué-me-voy-a-poner para verse fantástica. Cuando entras al mundo de la adultez, que más que una edad es un estilo de vida, cada ocasión que no requiere salir arreglada debe ser aprovechada.

Me he convertido en la jeva que sale a la peluquería en pantalones de correr, porque aunque se vean pegaditos no aprietan, con una cola de medio lado porque puedo verme despeinada y no pasa nada. Decidí que mis Crocs verde manzana son parte de la indumentaria para hacer las típicas diligencias de fin de semana, y que el maquillaje se queda en la cartera.

Y mientras escribo esto llevo puesto el mono bombacho del yoga y el suéter de lycra fosforescente que uso para correr, con la cebollita tumbada de lado y las medias peluditas para dormir. Descombinadamente contenta en el nombre de la comodidad.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Amanda Quintero

Economista y escritora. Enamorada de lo público y de pensar en cómo hacer del mundo un lugar mejor. Runner. Twitter: @AmandaIsabel87

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |