Mujeres del Siglo 21

mirror2

Los eternos jueces de nuestras existencias

lady_justice_statue_in_dublin_by_ioanniscleary-d5ezppfSuena la alarma al amanecer, nos levantamos de entre nuestros sueños absurdos para pisar tierra firme en un mundo sobrepoblado de esperanzas ficticias donde ya no cabe mucho espacio para soñar en grande. Y mientras que pensamos que es esa melodía electrónica que nos despierta, el día empieza realmente cuando una mujer se ve en el espejo.

En mí caso, el espejo es ese momento que por más redundante que suene, me veo la cara, lavadita, fresca y en todo su esplendor ( con defectos y demás). En ese preciso momento mi cerebro se enciende y empieza la marea de información a mi mente a inundar cada rincón que hasta hace unos minutos estaba protegida por la belleza del subconsciente. Cuando la consciencia abre los ojos, no te queda otra, los abres tú también, y empiezas a pensar en el espejo, en lo que eres y lo que pareces y automáticamente empieza el dilema de qué vestir.

¿Por qué hacemos esto? Por que vivimos en un mundo, nosotras mujeres, de juicios perennes, de complejos justificados por el simple hecho que alguien pudo tal vez pensar algo mal de ti. Lo que nos lleva a mi hipótesis, las mujeres vivimos el día a día como victimas o acusadas de algún caso judicial mientras que los que nos rodean llenan la corte de nuestra cotidiana y mundana existencia.

¿Por qué me maquillo en la mañana? No vaya a ser que la gente piense que eres fea. ¿ Porqué me quedo callada? No vayas a pasar por una persona arrogante ¿Por qué me defino por mi pareja? Dios no quiera que la gente asuma que eres demasiado liberal.
Y me imagino que un par de ustedes, por ser mujeres modernas piensan haber superado el estereotipo de la victima, y es probable que en parte así sea, pero por que obviemos la existencia de los jueces, no cambia el veredicto del jurado, no cambia la reputación.
He pasado años de mi vida luchando contra los prejuicios y creo que en mi cercanía lo he logrado, sin embargo esta ultima semana he entendido algo clave, existen los PRE juicios, que fastidian pero que al fin y al cabo no son prueba suficiente para culparte. Y existen los peligrosos juicios en los cuales de victima pasas a culpable – inculpada por un jurado constituido de gente cercana.

Por suerte han pasado años desde la ultima vez que me sentí verdaderamente juzgada pero después de un pequeño rencuentro con mi vida anterior ( mi adolescencia en una ciudad que parece salida de un cuento de hadas) entendí que ninguna burbuja de despreocupación es remedio mágico en un cuento donde la protagonista siempre eres tú.

Y Mientras que nosotros somos acusadas y victimas simultáneamente aquellos que nos conocen se vuelven en la mayor parte miembros del jurado, se sientan en silencio a hacerse una opinión de ti. Otros, amigos, padres, novios… son abogados, defendiéndote. A veces en cambio, en el caso de ex novios, rivales y envidiosos son abogados en tu contra, buscando cualquier ocasión para hacerte sentir mal.
La vida de una mujer empieza puntualmente cuando esta se presenta a su propia corte, sin maquillaje, sin mentiras, con remordimientos a veces, agotada del abuso ajeno otras, con una cara que refleja toda la verdad, y nada más que la verdad. Y lamentablemente nuestros oídos nunca serán sordos cuando escuchen palabras necias, pero encontramos un poco de satisfacción en el saber que por más que haya un abogado dotado para hacerte sentir mal, un ex novio que se concentra en sacarte las lagrimas a toda costa, el jurado no te juzgarán sin pensar antes y no serás catalogada como débil. También sonreímos al entender que el voto final ha de ser unánime, y que ya con un aliado, tienes suficiente. Pero lo que más me alegra cuando al despertar un nuevo día me encuentro en frente a mi misma por un par de segundos, es que la juez, siempre, seré yo y lo único que necesito es creer en mí.

Le dedico este escrito – en general – a las mujeres que son las primeras en juzgarse en las mañanas, con la esperanza que entiendan a defender sus sueños sin importar que tan grandes sean o que tanta gente trate de culparlas por ellos y específicamente a una amiga que está viviendo su pequeña corte, esperando que entienda que seré siempre abogada a su favor.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Camille Brito Reale

Después de haber tenido la suerte de tener unos padres aventureros que me llevaron aunque no quisiera a vivir una vida que no era la mía en un país muy muy lejano, aprendí a ser otro tipo de princesa. Aprendí a ser aquella que ama viajar, ama aprender idiomas, ama comunicar con todos para dejar su granito de arena por todo el mundo esperando que si todos lo hacemos, algún día el mundo no sea más que una gran playa. Amante del trópico, de mi ciudad natal: Caracas, amante de las palabras, de la voz de cada ser, de las imágenes de cada día y las que creamos por diversión; me he vuelto cineasta, que escribe lo que quiere transmitir, toma retratos día a día de un mundo que es mucho más fotogénico de lo que pensamos y se inventa historias de película, esperando que de verdad así sean. Una persona sonriente, con muchísimos principios, por ahí dicen que inteligente pero yo no se, y sobretodo curiosa por siempre saber más. Twitter: @Camille_b_r

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |