Mujeres del Siglo 21

Mi maleta es muy pequeña

maletas rosadas«¡No tengo ropa!», todas lo hemos dicho. ¿Cuántas veces nos hemos encontrado frente a nuestro closet y hemos dicho eso con frustración? Cuando quieres salir a una cita, tienes una reunión importante en la oficina, cuando quieres ir a tomarte unos tragos con amigos y ellos ya te han visto varias veces tus tops…

Curiosamente, esa idea difiere al hacer una maleta de mudanza. En este caso, tu frustración se dispara con el exceso de opciones dentro de tu closet. Te quieres llevar todo. Muchas veces hay prendas que ya ni usas pero tienen un valor sentimental como el vestido de tu graduación o la camisa de algodón que luego de innumerables lavadas se encuentra perfectamente suave pero que está a punto de desintegrarse.

Yo me negaba a hacer la maleta. Me preguntaban a cada rato si la tenía lista, pero no.  Saqué las maletas y las abrí frente a mi cama para presionarme a hacerlas pero siempre encontraba una excusa para no llenarlas. Tenía una lista de diligencias que nunca iba a logra cumplir. Más eventos sociales que de costumbre con la excusa de despedirme. Además, evitar decirle adiós al chico con quien salía. Hasta que faltaban unos días para mi partida y entró mi madre a mi cuarto.

Como cualquier madre sensata usó las palabras que no quieres escuchar: «¿Qué vas a regalar de tu closet?» Yo me volteaba a ambos lados a ver si en verdad estaba hablando conmigo, permanecía en negación. Una quinceañera malcriada se quería sumergir de mí. En eso mi hermana menor se une y se dirigió a mi closet. «¿Me puedo quedar con éste vestido? », me pregunta ella. «Pero, pero, pero…», fue lo único que logré responder. Empecé a masajearme las manos, no quería ceder. «Por Dios, Cristi, ya no te queda», insistió mi petit hermana. «Voy a adelgazar», exhorté yo con cierta desesperación. Ella levantó una ceja exclamando mi irracionalidad ya que ambas sabíamos que debía perder centímetros de altura y no de ancho para que me vuelva a quedar esa prenda. Por tanto, caí en cuenta que perdí la discusión y ella salió del cuarto con su nuevo vestido en mano.

Sin embargo, mi mamá decidió ayudar a iniciar el proceso de selección. Ella me mostraba  varias prendas una por una y yo teniendo que decir una de tres palabras: Llevar, dejar (aquí) o regalar. Claro, cuando mi madre no estaba muy de acuerdo me preguntaba, «¿Por qué?». Un ejemplo fue cuando exprese mi deseo de llevar una chaqueta de invierno, y elaboré un argumento que no podía sonar más ridículo que cuando me iba a ir a vivir a Puerto Rico, es decir, a un clima caribeño todo el año: «¿Qué pasa si cae una corriente de frío del norte?». Mi pragmatismo permanecía desaparecido, ella respondió:«¿Qué prefieres la chaqueta o 3 pares de tacones?». Mi cara expresó horror, no sólo porque planteara semejante idea sino también porque debía pronto escoger que zapatos llevarme.

Al final, tenía una torre de ropa por regalar y la maleta casi hecha. Sólo se quedaba lo que realmente iba a usar en un futuro, pero no próximamente ya que iba a estudiar y no a trabajar. No obstante, mi deseo de llevarme todo mi closet iba más allá, ya que mi ropa era lo que podía meter en una maleta, no me podía llevar a mi hermana en ella por muy petit que ella fuese, ni a mi perro o mis cuadros, etc. En otras palabras, no importa si tuviese un conteiner, no tenía el poder de Samantha en Embrujada de hacer aparecer de la nada mis seres queridos en donde esté con una simple movida de la nariz.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Isabella Grisanti

Me gusta escribir ficción en primera persona. Soy galla ("geek"), romántica y payasa. Como buena latina, tiendo a subir el tono de voz sin darme cuenta. Mafalda de corazón.

Un Comentario
Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |