Mujeres del Siglo 21

Incógnito

Liza Minnelli;Andy Warhol;Halston;Jack Jr. Haley [& Wife];Mrs. Mick Jagger

Ver el cielo en el centro de Nueva York requiere inclinar tu cabeza para atrás en casi 90 grados. Las masas locales caminan por la acera sin pestañear. Un local ignora la presencia de los rascacielos que separan las avenidas y las diferentes zonas urbanas. Los turistas se reconocen porque, a pesar de la existencia de googlemaps, marchan lentamente con cara de desorientados.

Hay que vivir semanas o meses en la ciudad para dejar de sentirse como turista. Caminas más rápido no sólo porque tienes una dirección clara a la cual ir, sino porque tu confianza en ti misma creció en ese tiempo. En ese momento, te acompaña la realidad de que eres un incógnito en una ciudad en donde cada quien puede vivir en su propio mundo.

Alicia fue descubriendo poco a poco estos aprendizajes. En su fase de transición de turista a local, encontrarse con personas latinas era siempre refrescante. Incluso, su abuela consideraría sensato dejar la timidez de un lado y presentarse a conocer a un chico apuesto de tu misma nacionalidad, «Encontrar a un venezolano en el extranjero no son simples coincidencias », le recalcaba su abuela. Por ello, Alicia se acercó a saludar a un chico durante un evento en donde la música que se escuchaba era de Los Amigos Invisibles.

César parecía tener cerca de 30 años a pesar de sus canas, las cuales habrían empezado a salir desde su época universitaria. Sin embargo, esa noche sólo hubo un saludo. Fue la mañana siguiente que César la localizó como “amiga” de Facebook y la contactó a través de un inbox. Tras el intercambio amistoso de mensajes, coqueteo casual entre tragos después de la oficina, fue que Alicia se empezó a sentir cautivada por el criollito. Su padre diría que debe ser un joven serio si se graduó de una universidad prestigiosa y trabaja en una de las instituciones financieras más reconocidas en la región.Su madre aplaudiría que el chico además la acompañó hasta la puerta de tu casa ya que esas prácticas se suelen perder en el siglo veintiuno. Pero lo que resaltaba para la chica era la química, la facilidad de hablar.

Entonces el siguiente jueves, no era ninguna sorpresa de que esa noche Alicia se pusiera un conjunto que resaltara un par de sus atributos. Mientras bailaban entre amigos en un local del East Village, Alicia permanecía cerca de César. En un momento, él se le acerca al oído y le dice, «Ese catire nos está viendo». Ella se volteó, entusiasmada a la idea de que él se había puesto ligeramente celoso. Con una sonrisa pícara, el no tan joven caballero añadió: «¿Crees que estaría dispuesto a un trío o simplemente le pido su teléfono?». La oscuridad del sitio ocultaba el asombro en la cara de la caraqueña, quién se consideraba más moderna de pensamiento que el común denominador latino.

Alicia no podía decidir qué le causaba mayor shock ante la caída de sus fantasías románticas. « ¿Un trío y marico?», fueron las palabras que ella espontáneamente dijó en un tono tan alto que pasó la pena de ver a varias personas voltearse a verla. César se rió y para rematar insistió en la propuesta: « No sabes lo que te pierdes hasta que lo intentes». Las pupilas de Alicia se dilataron y no pudo contener su risa nerviosa. Finalmente, le dijo con total sinceridad: «Diviértete sin mí. Pero me debes un trago». Se despidió con un abrazo e hizo una salida dramática a la cual las chicas de “Sex and the City” estarían orgullosas.

Alicia descubrió que hay límites en su curiosidad a probar cosas nuevas. Alguien puede argumentar que existe sólo una vida, que uno nunca sabe cómo puede iniciar un final feliz en una relación y hay que tener mente abierta. No obstante, también es importante ser fiel a quien eres. A no dejarse intimidar por un contexto social. La joven latina se sintió fortalecida al darse cuenta de que tenía la libertad de decidir qué quiere y qué no. Turista o local, siempre se sentiría “en casa” mientras creciera sin perder quién es ella genuinamente.

Comentarios

Comentarios

Escrito por Isabella Grisanti

Me gusta escribir ficción en primera persona. Soy galla ("geek"), romántica y payasa. Como buena latina, tiendo a subir el tono de voz sin darme cuenta. Mafalda de corazón.

Escribir un comentario

cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football shirts  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  | cheap football kits  |