Consejos & saludRutina de belleza, cuidados de la piel para quienes no tienen tiempo

Rutina de belleza, cuidados de la piel para quienes no tienen tiempo

Establecer una rutina de belleza va más allá de mantener una piel sana. Al dedicar tiempo a cuidar de uno mismo, la autoestima aumenta y la confianza en uno mismo gana aún más fuerza.

Aun conociendo estas ventajas, muchas veces, las prisas del día a día nos impiden tomarnos un momento para cuidarnos. Sin embargo, esto no es excusa para dejarlo de lado.

Te vamos a enseñar 7 consejos de cuidado fáciles y rápidos para tener con tu piel que no te quitarán mucho tiempo y, aun así, te aportarán excelentes resultados. Siga leyendo y descubra ahora cuáles son.

Por qué deberías tener una rutina de belleza

Tener una rutina de belleza, sobre todo cuando se trata del cuidado de la piel, no es algo exclusivo de las personas que tienen tiempo de sobra para largos tratamientos en clínicas y dermatólogos.

Por supuesto, el acompañamiento de estos profesionales es importante. Sin embargo, para mantener una piel bonita y sana, hay numerosas cosas que puedes hacer a diario, en casa, y obtener muy buenos resultados.

Además de mantener un aspecto más saludable, una piel bien cuidada ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento, reducir o incluso eliminar las arrugas, las manchas y las líneas de expresión.

También conviene recordar que tener una rutina de cuidados no debe ser exclusiva del público femenino. Cada vez más hombres comprenden la importancia de cuidarse y se adhieren a estas prácticas.

¿Qué rutinas de cuidado puedes incluir en tu día?

El primer paso para incluir una rutina de belleza en tu día a día es conocer tu piel, que puede ser normal, seca, mixta, grasa o acnéica. Identificar esto es fundamental antes de comprar productos, ya que cada uno está formulado para satisfacer una necesidad diferente. El uso de un producto que no es acorde con su tipo de piel no dará resultados satisfactorios.

Por ejemplo, la piel grasa necesita elementos que ayuden a controlar esta condición. Cuando se utilizan productos que no contienen componentes destinados a este fin, la oleosidad tiende a aumentar e incluso puede provocar la aparición de granos, empeorando el problema.

Para evitarlo, el uso de productos adecuados para su piel es el principio de una rutina de cuidado de la piel exitosa. Vea ahora qué más puede hacer.

  1. Organice sus productos

¿tienes todo lo que necesitas? ¡perfecto! Una forma de facilitar tu rutina de cuidado de la piel es organizar todos los productos que utilizas.

Una buena manera de hacerlo es organizarlos por orden de uso. Por ejemplo: primero, el jabón; luego, el tónico; después, la crema hidratante facial y, por último, el protector solar.

Además de dejarlo todo más organizado en la encimera o en el bolso, tener los productos a mano optimiza el proceso y permite no perder tiempo ni desanimarse en el cuidado de la piel.

  1. Apostar por productos multifuncionales

Siguiendo con los productos dermatológicos, optar por aquellos que son multifuncionales ayuda no sólo a dejar la piel más cuidada, sino que también reduce el tiempo dedicado a la rutina de cuidados.

Jabones que también son exfoliantes, desmaquillantes que actúan como agentes limpiadores, protectores solares que sirven de base, son algunos que pueden ayudarte en este proceso.

  1. Disfruta de la hora del baño

Mantener la piel hidratada es muy importante para evitar la sequedad y esa desagradable sensación de tirantez.

Pero si eres de los que siempre se olvidan de hidratar su piel, ¡tenemos una alternativa! Los aceites corporales son perfectos para dar a tu piel la hidratación necesaria sin quitarte demasiado tiempo. En la propia ducha ya se extiende el producto por el cuerpo, optimizando el tiempo dedicado a la rutina de cuidado.

  1. Beber agua

Sí, el cuidado de la piel no debe limitarse a lo externo. Aumentar la ingesta de agua mejora tu salud en general y también mantiene tu piel más joven y sana.

  1. Usar protección solar

El uso de la protección solar no debe limitarse a las vacaciones de verano. Sepa que las luces blancas e incluso las del ordenador, con el tiempo, pueden contribuir al envejecimiento.

Por lo tanto, aunque trabaje todo el tiempo dentro de una oficina, no olvide aplicarse el protector solar a diario. Algunos, además de proteger, funcionan como base, optimizando aún más su tiempo de atención.

  1. Desmaquillarse antes de acostarse

Por muy cansada que estés, desmaquillarte antes de acostarte es fundamental para la salud de tu piel.

Para evitar que se obstruyan los poros, utiliza un desmaquillante para eliminar todos los residuos.

Hoy en día, es posible encontrar incluso pañuelos que hacen esta función con maestría. Así, se limpia la cara de forma adecuada y rápida.

  1. Higieniza tu piel correctamente

Hablando de la limpieza del rostro, lavarlo correctamente es una tarea sencilla que debes incluir en tu rutina de belleza. Supone una gran diferencia para tu piel.

Cuando te laves la cara por la mañana, utiliza un jabón adecuado a tu tipo de piel para eliminar la grasa y los restos de crema que te hayas aplicado antes de acostarte.

Tras este primer paso, es interesante aplicar un buen tónico. Hará una limpieza profunda y eliminará todas las impurezas adheridas a los poros que quizás el jabón no ha podido eliminar.

Con estos dos pasos concluidos, su piel está lista para recibir cremas de tratamiento e hidratantes de forma más eficiente, además de proporcionar una deliciosa sensación de limpieza y frescura.

La rutina de aseo no tiene por qué consumir mucho tiempo. Con un poco de organización y disciplina, es posible cuidar la salud de tu piel de forma muy rápida y práctica. Así que, a pesar de todas las prisas del día a día, no renuncies a incluir el hábito de cuidarte en tu rutina diaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo más reciente

- Advertisement -Newspaper WordPress Theme

Latest article

More article